viernes, 2 de mayo de 2008

El Discurso de Metodo, Rene Descartes

Por Rafael Frias
Los objetivos primordiales de Descartes en esta obra son los siguientes: primero, buscar o elaborar un método edificado sobre una racionalidad matemática-deductiva, que sea sencillo, pero riguroso y que sirva de base para orientar la búsqueda del conocimiento científico. Segundo, Descarte a través de su duda metódica la cual consiste en poner todo en tela de juicio, pretende encontrar un principio filosófico certero en el cual fundamentar las ciencias.

















Explicación del esquema

“La diversidad de nuestras opiniones no proviene de que unos sean mas razonables que otros, sino solamente de que conducimos nuestros pensamientos por diversas vías y no consideramos las mismas cosas.” (El método, pp 43).

Rene Descarte emprendió la búsqueda de una vía o método con el fin de llegar al conocimiento y fundamentar el proyecto de la ciencia. De este modo propuso un método simple que consta de cuatro pasos (Evidencia, Análisis, Síntesis y Enumeración), obtenido a través de la reflexión racional, cimentado básicamente en la matemática y en la deducción. Descartes entendía que las ciencias toman sus principios de la filosofia, por lo que consideraba necesario moverse al terreno de esta para establecerlos.

Ya en el plano filosófico, Descarte siguiendo los pasos de su método, y partiendo de la duda, toma los argumentos de los escépticos para encontrar un principio filosófico evidente que sirva como punto partida para fundar su proyecto. Tras encontrar dicho principio: “Pienso, luego existo”, en el que se da la conciencia del yo o del sujeto, el cual se convierte en el centro de todo, porque es a partir de la conciencia de la existencia de este como sustancia pensante, que se demuestra todo lo demás. Descarte establece una dicotomía en el sujeto entre cuerpo (Res extensa) y la mente (Res Cogitans), al considerar que pertenecen a dos naturalezas diferentes, de modo que uno esta separado del otro. Para demostrar la existencia de Dios, Descartes ve que en la mente del sujeto siendo este un ser finito e imperfecto, aparecen ideas de perfección y de infinitud, por tanto debe de existir un ser que es perfecto e infinito en si mismo y que pone en nuestra mente tales ideas. Descartes concluye diciendo que ese ser es Dios. Así, de la conciencia del sujeto pensante, demuestra la existencia de Dios, y luego, en Dios valida la existencia del mundo.

Opinión personal

Según lo visto, el Discurso del Método de Descarte tiene una gran relevancia y contundencia en la historia de Occidente, ya que inicia una nueva etapa en la esfera filosofía y epistemológica del conocimiento. Descarte con la búsqueda de un principio certero, del cual no se tenga duda alguna para fundamentar el proyecto de la ciencias, ha dado un cambio paradigmático en la concepción del mundo; de una cosmovisión teocentrica, se ha pasado a una cosmovisión antropocéntrica, donde el hombre desplaza a Dios del centro del mundo, y con ello la concepción medieval de la filosofía y de la ciencias. En su obra, la razón humana juega un papel protagónico y se consagra como la posibilidad y fundamento inminente del conocimiento, contrario a los sentidos de los cuales según él, no nos podemos fiar, de ahí que se le considera como el iniciador y máximo representante del racionalismo. La visión de Descarte sobre la importancia de las matemáticas y de la deducción para el desarrollo y avance de las ciencias, constituye un punto favorable para el racionalismo, debido su gran aceptación y vigencia, y en vista de que hoy siguen siendo unos recursos elementales y hasta necesarios para algunas ciencias. Pero la obra de Descarte también muestra algunos puntos débiles como la tendencia al subjetivismo, debido al lugar céntrico que ocupa sujeto pensante en el cosmos, siendo su conciencia racional la condición del conocimiento de todo.